martes, 31 de marzo de 2015

(318) BAÑOS DE RÍO TOBIA (I). PALACIO DE LOS SALAZAR



En el Inventario le llaman palacio de los Salazar y lo dejamos así aunque la casa sería muy distinta cuando de ella saldría Benito Ignacio Salazar para hacerse abad de San Millán de la Cogolla y luego Obispo de Barcelona y president de la Generalitat (ahí es ná). En todo caso, si es cierto que es del XVII, el padre del obispo o el mismo obispo tendrían algo que ver con las obras pues la vida de éste discurrió entre 1615 y 1692. Del siglo anterior es Domingo Salazar (1525 - 1594), otro obispo, esta vez de Manila (tela). Sin embargo el gran escudo en esquina es de hidalgo, así que los escudos del obispo (don Benito) los veremos en el edificio que hizo construir para Alhondiga, ahora ayuntamiento.


Pero hablando un poco de arquitectura, que es de lo que va este blog, tendremos que aceptar que la casa tiene una geometría un tanto irregular, lo mismo en planta (19 x 12 m en los puntos más anchos) que en fachadas. Los tres balcones, la puerta y el escudo más viejo que dan al sur o los otros tres que dan a la carretera sin otra puerta que la del patio lateral parecen colocados sin mayor precisión ni regularidad, como tampoco la hay en la sillería.


Una galería en arcos de ladrillo que recorre todo el perímetro de la casa intentó en algún momento darle cierta unidad aunque el gran escudo en la esquina suroeste acabara concentrando todas las miradas. No parece que se supiera resolver en su tiempo la difícil situación en ladera y menos se ha sabido luego en la urbanización del conjunto con chupa-chups que ahora se puede ver. La mejor de las hipótesis es que la casa formase un conjunto con la vecina ermita de la Virgen del Rosario tal y como apuntan los autores del Inventario: "obra barroca de la segunda mitad del XVII costeada, al parecer, por fray Benito de Salazar" -que es como llaman al famoso obispo.



En 1977, mi primer año de trabajo profesional como arquitecto recibí una proposición de los dueños de la casa (hermanos Garnica) para hacer un estudio de aprovechamiento inmobiliario de la parte de la huerta que daba a la carretera con el fin de recabar dineros para arreglar la casa-palacio. Ponían como condición que se enajenase la mínima superficie y que las viviendas que resultaran de dicha promoción no tuvieran vistas al gran jardín de la casa. Recuerdo que di muchas vueltas al intrincado dilema tipológico y que para mi alivio y descargo de culpa, el trabajo acabó en manos de otro arquitecto que hizo lo que ahora luce en el lado norte de la casa-palacio y que podemos ver gracias a google earth (porque yo, por compasión, no hice foto):


En la foto aérea se ve mejor el desaguisado:


Y es que si algo tenía de palacio la casa era precisamente la gran extensión de su jardín (o parque) y el conjunto que hiciera con la ermita.


No se preocupen mis amigos de la heráldica que no me olvido de documentar los escudos. Empiezo con el grande y en esquinazo, del que debería de haber hecho dos tomas para que se vieran mejor sus armas y se viera menos la bajante que lo adorna:


Sigo con el que está en la fachada sur, a la izquierda del eje de la puerta, sin cabeza y en pugna con la reja balcón, que es el que tiene la leyenda DE GOIRY SALAZAR (nadie que yo sepa había mencionado hasta ahora a los Goiry...)


Y concluyo con el de que está en la fachada de la ermita a la carretera (que tendré que volver a fotografiar mejor porque con la poca luz que quedaba en la tarde en que hice la foto me ha salido un poco borroso)



Esta es su curiosa posición en la fachada lateral de la ermita:


Pongo también una foto de la fachada de la ermita tomada del blog de Paca Sapena (gracias por compatir) y otra de la web del ayuntamiento, no sólo por su relación de la ermita con esta casa sino porque como se podrá apreciar, las formas de la puerta van a tener más que ver con la de la Alhóndiga/Ayuntamiento que veremos en el siguiente post.





lunes, 30 de marzo de 2015

(317) CARDENAS III. Mayor 67



De no haber parado para ver Cardenas I no nos hubiéramos dado cuenta que justo enfrente hay otra casa con bastante interés. Cierto que tiene un arco de medio punto en la entrada pero es que la carpintería de la puerta tampoco nos hubiera llamado la atención. El color y relieve del estucado que imita piedra hacen pasar casi desapercibidos dos escudos en huecorrelieve que los del Inventario dicen que del XVI.


Lo curioso es que son bastante parecidos. Pongo primero el izquierdo y después del derecho.



Miramos en el catastro por ver si el parcelario nos da alguna pista, pero no, la casa, si es que alguna vez fue grande, ha devenido en poco:




Por la planta del catastro y por la foto de cubierta nos interesamos por la casa trasera a ésta que da fachada a la calle Las Rejas 1, con fachada en mampostería y canes labrados, pero que está la pobre abandonada y en ruina.


Los del Inventario reparan en otra casa con canes tallados en la calle de las Eras pero por la foto que pone de ella en su blog Juan Carlos Chandro no parece que merezca una búsqueda. Sobre todo si tira el cierzo frío y húmedo de primavera, como en la tarde en que hicimos la visita a Cárdenas.

domingo, 29 de marzo de 2015

(316) CARDENAS II. Mayor 82



El caserío de Cárdenas no tiene el empaque del de Badarán pero tres casas más adelante de la del post anterior, en la misma carretera en dirección Oeste se asoma un importante escudo al que debemos prestar atención.


Es una casa de arquitectura popular con huellas más recientes de carpinterías, puertas y persianas, así que no podemos sino asombrarnos de que ese escudo esté ahí.


Como el escudo no es muy alto y la imaginación es libre, me da por pensar (por imaginar, perdón) que en el reparto de la herencia de la casa del post anterior no hubo tres lotes sino cuatro, y que como el cuarto ya tenía casa, en vez de un trozo de la grande se llevó el escudo a la suya. Eso explicaría lo del dintel de hormigón y la chapuza en el alero.

Pero no se lo tomen en serio, por favor, hasta que alguien con datos fidedignos nos diga que fue realmente así. Tampoco andan finos en este caso los del Inventario que dicen que el escudo tiene una leyenda que dice DE LOS SODUPES. Yo me he afanado en buscarla pero no la encuentro. Inténtelo ustedes.

Por si la casa escondiera una buena planta o un buen huerto trasero, he mirado en el catastro y todo tiene el mismo aspecto que en fachada. Por eso pongo sólo la localización y ya.






sábado, 28 de marzo de 2015

(315) CÁRDENAS I. Mayor 68,70 y 72



Los apresurados turistas que van a San Millán a ver patrimonio mundial de la humanidad pasan en sus coches  rozando esta gran casa sin darse cuenta de su valor, y calla que no la maldigan  por estar ahí tan metida en la carretera. Tampoco los del Inventario repararon mucho en ella; apenas dicen que "tiene dos plantas en sillería con vanos de oreja y cornisa de piedra y parece del XVII". Yo no veo ni las orejas ni las cornisas pero como con fachada de piedra de sillería no hay otra, tiene que ser ésta. Además, aún luce sobre la puerta el número 8 que tenía en aquellas fechas.


Casa grande e importante sí que fue. No hay más que ver su fachada, sus laterales y cómo su gran cubierta a cuatro aguas destaca entre el resto del caserío. Medimos en planta 20,5 metros de fachada y 17 m. de fondo.


Intento verla por atrás pero como la pendiente baja hacia el río y y está bordeada de tapias y edificios auxiliares apenas se llega a vislumbrar el alero de la cubierta:


Volvemos a la fachada para tratar de rastrear el problema que tuvo el hueco central donde ahora hay un gran dintel parece que de hormigón. Los tres cuartones que caen sobre dicho dintel fueron sustituidos sin mayor cuidado. Yo supongo que los del Inventario, a la hora de aventurar dataciones,  prestan atención a detalles como los de las rejas de los balcones porque otros rastros no acierto a adivinar.


Pero el más grave problema de esta casa no está en pasados desperfectos ni en la dejadez que muestra  en la actualidad sino en la división de su unidad en tres lotes más o menos iguales, producto seguramente de un reparto hereditario. Menos mal que los dueños de los lotes laterales han podido entrar a sus trozos de casa por las puertas de los patios y que de momento se ha librado de roturas en fachada.


Impresionante imagen la que esta vez nos ofrece el parcelario. Comparando el plano con la foto de la cubierta tengo dudas de que la geometría levemente irregular del rectángulo esté bien dibujada, pero mientras no tengamos otra fuente documental de la planta tendremos que conformarnos con lo que hay.

Y con mirar de nuevo su gran fachada en la perspectiva que se nos ofrece según se viene de Nájera, que aún conserva el tradicional revocado de la mampostería y que muestra cómo la cornisa aún corre por todo el lateral, y cómo el primer hueco de dicho lateral aún se adorna con un recercado de piedra similar a los de la fachada principal. Un detalle bastante singular que pocas veces habíamos visto.


Finalizamos como es costumbre con la imagen del pueblo al completo y la ubicación de la casa en él. Los datos que da la wikipedia de la vida del municipio no hacen mención de ninguna familia importante que pudiera haber promovido la construcción de esta casa. El escritor Juan Carlos Chandro tiene un blog sobre el pueblo de Cárdenas en el que tampoco he podido encontrar otra cosa que ilustraciones de lo que ya dice el Inventario.


viernes, 27 de marzo de 2015

(314) BADARÁN. Otras



Badarán sorprende no tanto por sus dos viejas casas solariegas sino por el empaque urbano de las ordenadas casas del XIX o comienzos del XX, como las de este tramo de la carretera según se entra  de Nájera a la derecha.


A pesar de algunas pequeñas reformas chapuceras, sólo de imaginar la presencia entre ellas de alguna construcción de la segunda mitad del XX se te ponen los pelos como escarpias.


Justo enfrente de ese tramo de casas, en la lado izquierdo según se entra de Nájera, tenemos esta otra casa doble, un tipo de edificación muy interesante a la hora de conseguir una imagen urbana más potente. La buena combinación entre mampostería de piedra de río rota y ladrillo en alero, marcos de huecos y esquinas, refuerzan su imagen.


Otras dos buenas casas justo en la bocacalle donde se acaba el primer tramo con el que hemos abierto este post.


Hay muchas, y es una pena que hasta ahora nadie las haya valorado como se deben. No es mi idea ser exhaustivo pero creo que merecerían un pequeño estudio. El resto que pongo aquí están en la plaza. La última de ellas parece ya de muy entrado el siglo XX pero se agradece que haya aceptado la herencia del orden formal, las texturas, materiales y la discreción general del conjunto urbano.







Pongo un planito de localización de las casas arriba fotografiadas insistiendo en que no es un trabajo exhaustivo y que este tipo de casas se merece un estudio algo más profundo y hasta cierta protección. Y cuando digo protección pienso en protección de verdad, es decir, estudio, valoración y ayuda y no ese tipo de congelación a que estamos acostumbrados con las declaraciones de bienes culturales o patrimoniales.


No me entretuve mucho en estudiar la fisonomía de Badarán cuando fui a ver las dos casas con escudo que tiene,  pero a la vista de la foto aérea y la ubicación de las casas solariegas y las del XIX parece como si hubiera dos tramas perfectamente diferenciadas y cortadas por la carretera: la zona que baja al río, en ladera, algo más abigarrada; y la zona más llana, por encima de la carretera con ese tipo de construcciones urbanas del XIX que venimos valorando aquí. Quiero imaginar que los arquitectos que hayan hecho su planeamiento tendrán algún tipo de estudio histórico o información al respecto y hago votos porque se animen a sacarla de las cajas que se archivan en los estantes del ayuntamiento o de la Consejería de Urbanismo y la compartan con nosotros.

jueves, 26 de marzo de 2015

(313) BADARÁN II. Calle Nueva 1



En la misma carretera y un poco más hacia Nájera que el palacio de los García Escudero, es curioso observar que esta casa tiene similar disposición en esquina, huecos ordenados, escudo a la carretera y acceso a la calle que baja al río Cárdenas, en este caso, la llamada Calle Nueva. La repetición del mismo patrón puede ser por la similar forma de adaptación a la inclinación al terreno dejando una planta baja prácticamente en semisótano u, obviamente, por imitación. Los del Inventario sólo se fijan y describen el escudo y dicen que es de finales del XVIII.


Nosotros nos fijamos también, ay, en el excesivo raspado que se le ha hecho a la mampostería en la última reforma y en la terraza que se ha construido sobre la cubierta para otear el horizonte o tomar el sol, costumbres en las que no reparaban hace dos siglos.


La puerta, al menos, se mantiene bonita.


Las dimensiones de la planta están en ese punto en que las casas pueden ser consideradas como verdaderamente grandes: 11 metros a la carretera y unos 13 a la calle nueva. La dificultad de iluminar y ventilar la esquina del fondo puede que esté resuelta con una apertura a un patio que en la actualidad es de la casa vecina y medianera por la carretera, que por la unidad de cornisa, fondo y cumbrero, pudiera haber formado parte de la misma casa.




miércoles, 25 de marzo de 2015

(312) BADARÁN I. Palacio de los García-Escudero



No he encontrado nada escrito ni en internet que relacione la corona del escudo, que los del Inventario dicen "ducal", con la familia García-Escudero, cuyo condado es de 1926, o sea, de hace tres días. Entre medio, el pueblo homenajea  con una placa de mármol debajo del escudo a un obispo de Osya (localidad que no he encontrado en mapa alguno) llamado José M. García-Escudero y Ubago que tiene los mismos apellidos que el primer conde de Badarán, cuyo mayor mérito nobiliario (según la wikipedia) fue ser subgobernador del Banco de España. Siendo el actual Conde de Badarán hombre famoso por presidir el Senado, bueno sería aprovechar la ocasión para investigar un poco. También es arquitecto el buen señor presidente, pero la casa no parece que se haya visto afectada por ello.

Dejándonos de moradores y entrando en arquitectura, resulta curiosa la duplicidad de fachadas que otorga a la carretera la posición del escudo mientras que la puerta principal se abre a la calle perpendicular. Como la actual familia García-Escudero no parece haber mostrado mucho interés por significarse en la casa, el ayuntamiento ha decidido utilizar sus aledaños para poner los contenedores de basura y un farolón fernandino que quita el hipo. Sobre la puerta principal, sin embargo, la iluminación tiene más solera y sigue siendo la de un viejo báculo con carcasa de plástico.


Vamos con el desgastado escudo que al parecer nada tiene que ver con los García-Escudero pues según el Inventario "tiene las armas de los Torrecilla y Manso timbrado con corona ducal, medio partido de tres torres con bordura de seis besantes y tres palos con ocho cabezas de moro y dos estrellas, de mediados del XVII". Nos acercamos un poco más para ver con más detalles dichas armas y símbolos:


Y completamos la información con la placa colocada a sus pies (!):


Fotografiamos su vieja puerta de madera:


E intentamos una forzada perspectiva desde abajo que muestra mejor que cualquier descripción el desnivel del terreno y la forma en que la casa se adapta al mismo. :


También nos metemos en el abandonado patio trasero para ofrecer una vista de la "irregular" fachada al mediodía:


Ya se pueden imaginar que a uno se le pone mal cuerpo viendo todo este abandono, aunque siempre te queda el consuelo de que, sabiendo cómo se "restauran" ahora las casas, casi mejor verlas en estado ruina. La fachada de la puerta mide nada menos que 22,5  metros, y la de la carretera 17,5 m. Espacio no le falta. Para dar luz a tanta superficie la planta se pliega en una L con dos fondos distintos: a la carretera, 14 metros y a la fachada de la puerta 10. Con la foto del catastro y de cubiertas acabamos antes:







---------------------------------------

Como ilustración del comentario número 2 su autor me envía vía mail la fotografía del escudo mencionado en la catedral de Burgo de Osma que gustosamente copio/pego aquí: