domingo, 22 de noviembre de 2015

(352) CIHURI. LA CASA DEL PRIORATO



No es casa solariega propiamente dicha pues todo lo que he podido leer sobre ella dice que se trata de una especie de casa recaudatoria del Monasterio de San Millán desde donde se administraban unas propiedades concedidas por Fernán González, Conde de Castilla, a dicha institución religiosa en el año 947, y donde debió de haber un monasterio anterior dedicado a San Juan. Sea como fuere su vieja historia, a la vista está que es una gran casa directamente emparentada con las que venimos contemplando en este largo estudio. Comentan algunos observadores si la espadaña con campanita que remata el eje vertical de la puerta pudiera tener que ver con su uso monástico anterior, pero lo único que yo puedo contar de esta casa son vagas historias personales vividas en sus alrededores.


La más emotiva de todas es la de la estupenda piscina natural que siempre se ha formado entre los dos puentes que tiene delante de su fachada principal y a la que no pocas veces íbamos a bañarnos los chiquillos de Anguciana, saltando al agua desde el pretil del más moderno.


En los paupérrimos años sesenta, cuando la carretera de Haro al Montón de Trigo (Pancorbo) estaba aún sin asfaltar, solían pasar de vez en cuando por el centro de Anguciana dos o tres coches lujosos, alguno descapotable si no recuerdo mal, de los que la gente decía que eran de los dueños del Priorato y al que algunos les daban nacionalidad italiana. Vagamente recuerdo también que en una noche de finales de los setenta acompañé a mi padre a hacer alguna gestión con el encargado del mantenimiento de la casa y pude entrar en su interior admirándome de su inmenso tamaño y buena conservación, pero eso es todo lo que puedo aportar.


Lo que parece evidente a la vista de la foto aérea, es que el trazado de la calle del puente nuevo produjo un corte diagonal en el espacio anterior de la casa que alteró sustancialmente su relación con el entorno.


El viejo puente, no sé si de origen romano pero reconstruido en la Edad Media, por el que se cruzaba el Tirón para conectar el lejano Monasterio con su embajada en la zona, desembocaba más bien en la puerta del jardín, por lo que la fachada de la nueva casa (que los expertos datan mediado el siglo XVII) se proyectaba sobre un gran espacio que se abría a la izquierda.




Entre la tapia de los jardines y el río parece que se han desenterrado últimamente unas lastras labradas para usos doméstico o agrícolas sobre las que tengo que preguntar a mis amigos etnógrafos.


Cuenta don Felipe Abad León en unas páginas recogidas ahora en la web del Ayuntamiento de Cihuri que la casa del Priorato fue objeto de desamortización en el siglo XIX y vendida a un particular cuyo nombre se ve que no sabía. Roberto Iglesias llegó a escribir que uno de los escudos de la casa era de la familia de los Churruca que eran quienes la habitaban cuando a comienzos del siglo XX apareció como ilustre invitado el famoso doctor Asuero, quien tocándote el nervio trigémino por las fosas nasales te curaba de cualquier cosa. Cuéntase también que la casa fue vuelta a vender en 1935, y de ahí a los coches lujosos de presuntos italianos que pasaban por Anguciana en los años sesenta levantando polvaredas en la carretera sin asfaltar, y de ahí al 2015, ni tengo nada que contar ni he podido saber más buscando por la red.


Los expertos en heráldica podrán darnos alguna pista de las armas de los tres escudos. En la referida web del Ayuntamiento se dice  que son de la orden y abadía de San Millán. Como la Wikipedia dice que el escudo de esa abadía es este:


Está claro que el que más se parece al de esa espada que mata moros en nombre de la cruz pinchada en el dragón es el que está bajo la ventana del centro:


El de la izquierda que veíamos antes no parece tener nada que ver con el clero (pero si hay que creer lo que da la red, tampoco con el apellido de los Churruca) mientras que el ubicado a la derecha del eje de la puerta en simetría con el primero, es el que un cartel turístico colocado junto a la casa atribuye como escudo del Priorato (?)



Por lo que respecta a la arquitectura de la casa y de sus elementos, es notable su aire tan severo, la homogeneidad de la sillería en sus cuatro fachadas, la potencia de la cornisa y los arcos rebajados de las tres puertas de la fachada principal.


Medimos en pantalla 19 metros de fachada por 26 de fondo. En el plano del catastro, la finca a la que dan los huecos de la fachada de atrás está desvinculada de la casa. De la larga construcción anexa que da frente al jardín tampoco podemos dar más datos.


Ya me gustaría que este post fuera cuando menos una pequeña ventana que empezara a arrojar luz (y sobre todo planos) para poder apreciar mejor los valores arquitectónicos de esta gran casa.


Como no tengo el Inventario a mano no puedo precisar si los datos que copian sin citar en la página del Ayuntamiento son de ellos, pero mientras lo compruebo quede también aquí copiado que "posiblemente las trazas sean de Pedro de Aguilera y la ejecución de la obra del cantero Pedro de Palacio"

3 comentarios:

  1. Uno de los escudos es el cuartelado Real de Navarra. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Publicado en el periódico La Rioja
    23 agosto 2017
    Quién le iba a decir a los vecinos de Cihuri que su pueblo, de apenas 200 habitantes, iba a ser refugio veraniego de algunas 'celebrities'. Quizá algo pudieron esperar cuando a principios del siglo XX acudía allí Fernando Asuero, también conocido como 'Doctor Milagros', que hoy cuenta con una plaza dedicada a su nombre en la localidad
    El municipio adquirió cierta notoriedad cuando no hace mucho el presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, se dejó ver por allí algún que otro verano. El motivo fue que desde el año 2000 al 2012 mantuvo una relación sentimental con la periodista Carmen Gámir Moras ('Chinny' en el pueblo), hija de los dueños de la casa del Priorato y asesora en materia de comunicación de la Secretaría de Estado de Presupuestos y Gastos del Ministerio de Hacienda .
    Un bisabuelo de Isabel Preysler nació en Alberite y fue soldado en Filipinas
    Cabe destacar que la relación de la madre de Isabel Preysler con La Rioja no es casual, y es que su abuelo materno, Fernando Reinares, nació en Alberite y fue soldado en Filipinas. Allí, en la colonia española hasta el año 1898, nace la relación entre Betty Arrastia y la familia cihureña Moras, también descendiente de Filipinas. Probablemente gracias a esa amistad Betty conoció Cihuri y ha disfrutado habitualmente allí de algunos días de asueto.
    A mediados del siglo XX Cihuri quedaba impresionado cada verano cuando las familias propietarias de la casa del Priorato llegaban al pueblo con flamantes vehículos y acompañadas de una corte de sirvientes filipinos para descansar en la noble construcción del siglo XVII.

    ResponderEliminar
  3. Casona del Priorato: Casa blasonada del siglo XVII con escudo del Monasterio de San Millán.
    Priorato: Aunque su significado religioso ha ido cambiando a lo largo de su historia, en la Edad Media se refería a un establecimiento monástico, generalmente poco importante, que estaba bajo la dependencia de una abadía. (El de Cihuri pertenecía al Monasterio de San Millán).
    Los monjes estaban destinados allí provisionalmente por la casa madre y se encargaban de gestionar y enviar las rentas a su abadía. A su vez, los prioratos disponían de iglesias que eran construidas y mantenidas por la abadía madre.

    ResponderEliminar