martes, 19 de diciembre de 2017

(524) CALAHORRA. Otras



(1) Calle de las Navas sn

Al finalizar el post dedicado a la casa Calahorra V situada en la embocadura de la calle de la Enramada, hablaba del desasosiego que me producía este enorme hueco abierto en la trama histórica de Calahorra. Un desasosiego sobre su futuro, pensaba entonces, pero no menor que sobre su pasado. Como a veces Google guarda las fotos de los recorridos hechos con anterioridad al estado actual, conseguí ver lo que había en la calle de la Nava justo en este lugar llamado Cuatro Esquinas hace sólo un par de años:


Y gracias a un artículo de Ana Jesús Mateo Gil en la revista Kalakorikos, podemos ver cómo era en 1991:


Ana Jesús publicaba también una foto del escudo de la derecha:


Del de la izquierda aún se puede ver algo en la foto de google:


En la muerte de algunas casas viejas suelo decir que "siempre nos quedará el parcelario", pero en este caso ni eso:


Descanse en paz. Amén.


----------------------------


(2) Calle de Pastelerías 25, esquina con calle de las Navas.

Ya puestos a limpiar la manzana, también ha caído esta buena casa de muros de ladrillo macizo. 
Descanse en paz. Amén.

------------------------------


(3) Calle Pastelería 11

Los del Inventario no mencionaban ninguna casa interesante en la Calle Pastelería por lo que no entré en ella. Ay. No vale ni de Guía. Ana Jesús Mateo, sin embargo, en el mencionado artículo de la revista 4 de Kalakoricos pag 168, publicaba un par de escudos pertenecientes a casas de esta misma calle. Como no me pilla Calahorra a mano para bajar y hacer unas fotos he tenido que recurrir a Google y a la revista. 


------------------------------


(4) Calle Pastelería 14-16

Por lo menos ya le han quitado los cables que tenía en la foto que publica Ana Jesús:




------------------------


(5) Calle Angel Oliván 8

No creo que si le tocara la lotería a alguien en estos días se le ocurriese hacer una casa al estilo (más o menos) de las solariegas. Pero en 1930 todavía se creía en la arquitectura como expresión de representación social, y en la ciudad como su escenario. 


Y si se podía echar mano a restos de otras casas solariegas para adornar la nueva, pues miel sobre hojuelas. 


El moderno mirador no le hizo bien de boina a la puerta y el escudo, pero ahí siguen estos después de que la casa se haya transformado en Museo de la Romanización de Calahorra.


Una de las gracias de esta casa es el agradable patio que tiene a su derecha, prueba inequívoca de que con un poco de cuidado, todas estas grandes casas podían tener pequeños espacios con vegetación que esponjaran un poco la densa trama construida. 



-------------------------------


(6) Angel Oliván 12 - Plaza Pilarte 1

No está mal que hayan empezado a arreglarla por el tejado pero me da que la han desfigurado mucho. Quizás alguien tenga fotos de cómo era antes.


---------------------------


(7) Plaza de Pilarte 6 y calle de la Paloma 17

Dos casas de ladrillo que conservan los viejos arquillos de la segunda planta. 




-----------------------------


(8) Calle Enramada 49

El Inventario hacía mención de las casas 31, 33 y 45 pero todo lo que encontré digno de un par de fotos fue esta casa en el 49. Y ello por los canes tallados del alero al callejón lateral.


-------------------------------


(9) Calle Alforín 1

Un cuadro de casa sobre la que también reparaban el Inventario y el artículo de Ana Jesús. Y es que en el alero aún conserva unas piñas colgantes muy curiosas.





----------------------------



(10) San Andrés 51

El Inventario también prometía varias maravillas en la calle San Andrés, pero se ve que en los últimos cuarenta años han ocurrido otro tipo de "maravillas"

-------------------------------------



(11) San Andrés 54

A esta le queda un empujoncito

--------------------------------- 


(12) San Andrés 50

La existencia de esta otra casa la hemos descubierto por google street view porque en el google earth ya desaparecido. Y eso que tenía placa turística de esas granates puestas por el Ayuntamiento. 



----------------


(13) Cuesta de la Catedral 10

Parece estar en buen uso. El alero que protege el balcón tiene una pinta extraña. Y más con la bajante al lado. 

---------------------------


(14) Cuesta de la Catedral 12, 14

Arquillos, aleros de ladrillo, cristales rotos. Aún tiene rincones majos esta calle. 

---------------------------------


(15) Cuesta de la Catedral 5

Por lo que he podido leer no fue una casa, como parece que supone el Inventario, sino parte del Convento de San Francisco situado más arriba. Ahora se presenta reconvertida en albergue de la museificación de la verdura (actividad de no poco mérito) como un edificio moderno pegado a una vieja fachada. 








De las demás casas que menciona el Inventario no encontré ninguna. Ya se pueden imaginar la desolación, hartazgo o indignación (a elegir) que a veces me produce seguir con este trabajo. 

lunes, 18 de diciembre de 2017

(523) CALAHORRA. Casas de la Catedral



Por el parentesco con nuestras casas solariegas, agrupo aquí en un solo post las casas del clero de la catedral, o más en concreto el palacio del Obispo de Calahorra, la casa de los Deanes y la de los Canónigos o antiguo seminario, que forman un conjunto arquitectónico en decadencia que da mucha pena. Ya hemos visto una casa llamada de Curas en Calahorra X, y por la descripción del Inventario hemos imaginado la casa de los Mirandas (Calahorra XII), también ocupada por el clero. El trasiego de sotanas entre unas casas y otras y de todas ellas con la catedral, iglesias y conventos debió de ser impresionante, y difícil de imaginar para nosotros ahora. Solo de ver en la foto de arriba las dos vacinillas jardineras que adornan ahora la entrada de la fachada hecha por el obispo Luelmo a finales del XVIII se nos cae el alma a los pies.


Para soportar el absoluto vacío que experimentamos un domingo por la mañana del mes de noviembre del 2017 echamos mano del recuerdo y del humor. Según la tradición oral, cuando en 1892 el obispado pensó marcharse a vivir a Logroño, los calagurritanos hicieron una pintada en la fachada del palacio que decía: SE VENDE PAJAR POR FALTA DE BURRO. La furia de los calagurritanos, o especialmente de las calagurritas (aclara la wikipedia) en los acontecimientos de 1892 poco o nada tiene que ver con la desidia de ahora.


Cuando lo visitaron los del Inventario a comienzos de los años 70 dijeron que en su interior había "una abundantísima colección de ropas, orfebrería, escultura y pintura procedentes de diversos lugares de la Diócesis destinadas a Museo Diocesano en proyecto". Según puedo rastrear en la información turística del Museo, éste se abrió en 1975 en una de las sacristías y en el incompleto claustro de la Catedral. En el 2007, el tristemente ya famoso Obispo Omella (ahora cardenal y quién sabe si pronto mártir por su tibieza y sus componendas con la causa independentista catalana), encargó al arquitecto José Esteban Ameyugo un proyecto para convertir su abandonado palacio y la adjunta casa de los Deanes en el nuevo Museo Diocesano (v noticia de EL CORREO).


Diez años después el señor Cardenal parece tener más ajetreos que el de ocupar su vieja casa con chismes bonitos y llenarla de autobuses de turistas. Pero en fin, sea como fuere, todo lo que quieran saber sobre la construcción de esta monumental casa y de la adyacente Casa de los Deanes, la tienen en el prolijo trabajo de Ana Jesús Mateo Gil, al que pueden acceder directamente gracias a su generosidad de ponerlo en la red, y a la magia de internet, con un sólo click en este enlace.


Andamos tan escasos de dibujos de arquitectura en este blog que no puedo resistirme a poner aquí los dos planos levantados por Gerardo Cuadra en octubre de 1983 que reproduce Ana Jesús en su académico trabajo para la revista Berceo.



La sucesión de trabajos en unas y otras casas debió de tener ocupadísimos a los albañiles de Calahorra, por lo que no es de extrañar que las calagurritanas se pusieran nerviosas cuando anunciaron con irse todos a Logroño.


A pesar de lo extenuante que suele ser escribir (y ya no digamos leer) trabajos académicos, Ana Jesús cuenta bastante bien el cambio de la puerta del Palacio cuando se construyó la construcción de la fachada del Obispo Luelmo (aunque con un vistazo a la planta y la sección, se entiende enseguida) pero lo que no me explico fue lo chapucero que quedó este tramo de fachada.

Otra cosa que tampoco me explico es que siendo un palacio tan poco personal, el tal Luelmo pusiera sus propias armas en la puerta. O eso es lo que dicen los del Inventario en la pag 233.


Lo que no perdono a Ana Jesús es que tras una interminable retahíla de contratantes del siglo XVII que igual no cambiaron más que alguna viga apolillada, no diga quién coñ... es el responsable de la rehabilitación sin uso alguno de la casa de los Deanes acometida, según ella en 1999-2000. Tiene narices esta forma de hacer historia de la arquitectura.


Como tiene bemoles arreglar una casa sin saber para qué.


Será por dinero. En estos casos lo importante suele se la placa con la indicación del nuevo mecenazgo.


Aunque, bueno, puestos a gastar dinero podrían también haber levantado las puertas a la carretera, porque parece como si a estas casas se las estuviera tragando el infierno.


Una historia de esta barriada no podría estar completa sin curiosear en la pieza intermedia entre la casa de los Deanes y la casa de los Miranda, porque es de una modestia que impresiona. Años cincuenta del XX, seguramente.


Aunque ya ven, ni por esas se libra de una vacinilla jardinera en la puerta (!). Será para que no aparquen.


Antes de pasar al otro lado de la catedral para ver la casa de los Canónigos, vaya una foto área de este tren de casas y la correspondiente planta del catastro que suponemos que separa predios o propiedades, y no tanto propietarios.




Del caserón de los Canónigos, siete balcones por planta, 32 metros de fachada y 27 de fondo con un patio central, dicen los del Inventario (pag 231) que es "moderna" (????).


La modernidad es categoría que sirve para cualquier cosa. Lo que ya no cuadra es que digan de ella que tiene "portada de medio punto entre pilastras con tondos en las enjutas (santo cielo, esperen que repita a ver si se me queda lo de "tondos en las enjutas", "tondos en las enjutas"...) manierista de mediados del XVI, similar a la del acceso al vestuario de canónigos desde la sacristía de la catedral y seguramente procedente de esta". Disculpen que con tanta búsqueda se me olvidara hacer fotos y tenga que recurrir ahora a google street view, pero les prometo que lo arreglaré en cuanto pueda.


Mira, lo de las barandillas de la catedral sí que debe de ser muy moderno. Sobre la puerta de los tondos con las enjutas sólo veo un cartel de la Escuela Taller.


La planta baja de este gigante caserón es la única "rehabilitada" y eso para albergue juvenil -sin adoctrinamiento supongo.


Del desgastado escudo de la esquina no tengo noticia (ni mejor foto)


Acabemos por hoy con la foto aérea y la planta del catastro y ya volveremos a revisar todo esto si nos llaman la atención por ignorantes o faltones.