viernes, 27 de junio de 2014

(201) SANTO DOMINGO III. Calle Mayor 42


Aparte de su extraordinaria ubicación como fondo de escena de la Plaza de la Alameda, lo que más sorprende de esta casa con una bonita portada del siglo XVI, es esa adaraja del primer piso producto de la ampliación que le hicieron en el siglo XVIII. No sabría decir si es una chapuza o una obra de arte de esas que se dicen complejas y contradictorias o de arquitecturas abiertas al tiempo. Respecto a la historia que media entre esta foto y la siguiente, lo mejor es ver la web de la Cofradía del Santo. Podían informar también del arquitecto responsable de las obras y ampliaciones. ¿O es que los arquitectos no pintan nada?


Los bolondrios de la calle, los muchos carteles, la pavimentación, la mixtificación del entorno, y ya no digamos los chapones con forma de vieira de la ampliación del albergue, han acabado con el ambiente castizo que aún se podía apreciar en la imagen de 1983. Gloria al turismo. Por lo menos sacamos aprovecho de los datos históricos que cuentan en uno de ellos, que es tan útil a nuestro estudio como el que vimos en la casa I:


Documento los dos escudos de la portada del XVI, curiosamente iguales (solo cambian los ojos de buey del castillo, ja ja, vocación arquitectónica del tallista, y la posición de los corazones, -supongo que les pillo a unos en sístole y a los otros en la extrasístole...)...:



Y pongo la foto de cubiertas para apreciar que lo que fuera "casa" se ha convertido en un complejo turístico institucional con restos de la casa dentro, y es que par acabar con esta historia anotamos que en el 2009 se inauguró una ambiciosa ampliación cuyas bonitas imágenes de arquitectura interior podemos ver también en otra de las entradas de su página web.


Para documentar su falsa fachada con forma de dos casas populares (una sin entrada y la otra no sé) he tenido que acudir a google earth pues cuando pasé por allí no se me ocurrió hacerle una foto:


En el catastro siguen figurando aún como dos propiedades distintas.


Acabamos con su ubicación y mejor nos olvidamos de este mal trago de arquitecturas de nuestro tiempo que no teníamos por qué haber bebido.





miércoles, 25 de junio de 2014

(200) SANTO DOMINGO II. Calle Mayor 30



De la casa vecina respecto a la que vimos en el post anterior, no creo que quede mucho más que los restos que pueden verse en la fachada. Algún arquitecto ruskiniano ha intervenido en ella con esa elevación revocada y ese alero de hormigón marcando claramente las distancias entre una cultura y otra. 


... aunque al llegar a la puerta, el arquitecto o los dueños cambiaron de principios y le metieron la reja cañí que a cualquiera le da el pego pero que canta tanto o más que la gallina de la catedral. En la belleza de la canal y otros complementos mejor no entrar. 


La diferencia con su vecina es tan grande que sólo la ponemos aquí por aquello del entorno y porque, quién sabe, seguramente tuvo un pasado más glorioso que quizás alguien nos descubra algún día. 







lunes, 23 de junio de 2014

(199) SANTO DOMINGO I. Calle Mayor 28



Comenzamos bien en Santo Domingo de la Calzada... (!) A esta gran casa solariega no parece haberle sentado muy bien la nueva vida turística de la ciudad porque treinta años después de hacer la foto de arriba nos la encontramos hecha unos zorros:


Pero eso sí, con cartel turístico que, por supuesto, agradecemos, porque como los del Inventario de Logroño y su Provincia sólo llegaron a publicar hasta Santa Engracia de Jubera nos quedamos sin los datos (y sin la coña) que solemos encontrar leyendo sus textos.


A pesar de lo claro que está lo que dice este cartel, en las páginas de turismo de Santo Domingo lo denominan como Casa del Marqués de la Ensenada (!). Buen dato es que de esta casa salió el primer marqués de Fuerte Híjar, título concedido en 1788 al hijo de los dueños por ser Ministro del Consejo Real. Y dato importante también es el de que los sucesores se fueron de ella a comienzos del XX. Del actual marqués de Fuerte Hijar sabemos que está más interesado por los castillos que por las casas solariegas pues es presidente honorífico de la asociación de Castillos de la Rioja cuyo presidente efectivo es el arquitecto Jesús Marino Pascual. Supongo que será porque que al casar con una Manso de Zúñiga asentó sus reales en el castillo de Torremontalbo.

Historias aparte de familias y títulos nobiliarios, lo cierto es que la casa está hecha una pena, por lo que no estará de más recorrer cada uno de sus elementos de fachada a modo de testamento. Empiezo por el eje de composición de puerta y balcón con la extraña posición de los escudos sobre las pilastras. De las bajantes no digo nada que ante este panorama no estamos para risas.



De izquierda a derecha documento también el balcón lateral:


Y a continuación el escudo del marqués de la Ensenada. Yo no entiendo mucho de nobleza pero si los datos del cartel son ciertos y el marqués era su hermano no sé muy bien qué pinta aquí... O que en materia de uso de escudos como adorno, el BOE no ejercía mucho control.


Por deducción, el siguiente será el de los Salcedos, apellido muy amplio del cual llego a participar hasta yo por mis antepasados del señorío de Anguciana (!), pero tiene tanto adorno que apenas reconozco alguna de mis armas. 


En la fotografía del balcón derecho vemos también los ojos de buey de respiración de las cuadras. 


Y para acabar, la perspectiva tal cual lo contemplan los miles de peregrinos que actualmente recorren el camino de Santiago:


La medición sobre el plano del catastro arroja las impresionantes cifras de 21,5 metros de fachada por 27 metros de fondo, y en la foto de cubiertas y plano del catastro descubrimos que las diversas dependencias de la casa se organizan en torno a un patio central, lo que también es bastante novedoso dentro de nuestro estudio. Desde lo que vemos en la calle no queda clara, sin embargo, la línea que divide la casa en dos partes de dos y tres alturas respectivamente, pero algún día aclararemos la razón si es que tenemos la suerte de que alguien se interese arquitectónicamente por esta gran casa y quiera compartir su documentación. 








jueves, 5 de junio de 2014

(198) CENICERO. Otras



(1) Calle Sor Eladia Artacho 10. Uno de los problemas del Inventario Artístico de Logroño y su Provincia es que ha envejecido mucho peor que las casas (que ya es decir) porque como daba la localización de estas por el nombre de la calle y número, y a los Ayuntamientos de pueblo les gusta mucho jugar con ellos, pues no hay forma de seguirlo. Aún así no es difícil adivinar que la casa que sitúan en la calle Trinquete 4 es esta que vemos aquí pues dicen que tiene aspecto de casa fuerte del siglo XIV y que tiene una ventanita ajimezada. La "cornisa de tejaroz" del XVI se me escapa lo que es, pero eso dicen que tiene.

-----------------------------------------------------




(2) Calle Trinquete 8. Por si los nombres y números siguen cambiando, al final de este post tienen un plano con su ubicación. Parece que el bar ha usurpado la entrada principal de esta casa y que ahora la tiene por la otra calle, pero no es asunto que importe mucho porque lo más interesante está en su escudo y en el fondo de escena de ese tramo más ancho de la calle Trinquete.



Lo del toldo y el pavimento mejor no comentar.

-----------------------------------------------



(3) Calle Trinquete 10 y 12. El maltrato a las tres puertas de herradura de estas dos casas es de premio.





Tan absorto me quedé mirándolas que se me pasó fotografiar el escudito que está encima de la primera.

----------------------------------------------



(4) Calle Trinquete 13. Justo enfrente de las anteriores está esta otra casa de gran portalón y balconada de la que no dicen nada los del Inventario a menos que se refieran a ella como la situada en la Calle Marqués 5 a 9 (?). Que la balconada es nueva y falsa parece evidente, y lo peor es que tapa el escudo que tiene. De la carpintería de los huecos mejor no hacer mención.

-------------------------------------



(5) Plaza de España 5. La reja de la balconada es Sezession (de eso sé algo) pero el escudo, según los del Inventario, es del XVIII. Cualquiera se imagina cómo era hace doscientos años.

---------------------------------------------



(6) Plaza de España 6. Esta no tiene escudo pero a cambio, la casa de ladrillo que está al lado tiene uno en un costado... (!)



Los del Inventario situaban este escudo en el mismo número 5 de la Plaza de España, lo que se trata evidentemente de un error, aunque cabe preguntarse si lo vieron en alguna otra casa anterior a esta. Yo supongo que tienen que tener un gran archivo fotográfico de cuando hicieron el trabajo y que como este blog lo hago en abierto, de vez en cuando hasta lo curiosearán para flagelarse un poco. ¿A qué esperan para compartirlo? ¿A una oferta millonaria...? Pues van listos. Será que el amor al patrimonio es guardarlo en un cajón o... en un Archivo Histórico infranqueable (?).

---------------------------------------------



(7) Calle Eras 16. De lo que hubo en este solar sólo queda este fragmento de sillería.

-------------------------------------------



(8) Calle Castejón 10. Otra casa que se me pasó por alto fotografiar en mi última visita pero que recupero gracias al street view de google earth. Estaba en venta cuando pasó el coche GE por allí. Como se ve por la foto de cubiertas tiene una extraña asimetría en los faldones de la cubierta.

------------------------------------

Aquí la ubicación de estas ocho casas, o restos de ellas, que enmarcan las únicas tres piezas importantes que hemos encontrado en Cenicero. Hay bastantes más casas interesantes del XIX pero en este momento no pretendo ser demasiado exhaustivo en ese apartado.


miércoles, 4 de junio de 2014

(197) CENICERO III. Calle San Roque 4



Sorprende que los del Inventario, cuando hicieron la descripción de los elementos decorativos de esta fachada, no aludieran a su estado de ruina, pero como dicen de la casa que "es una fachada" quizás fuera esa su forma de expresarlo. Nosotros la encontramos este año (mayo del 2014) tal y como vimos en 1983, es decir, hecha una pena.


Con todo y con ello, los del Ayuntamiento no se han cortado un pelo y le han puesto una placa como si fuera un monumento (al abandono, supongo), y copian de los escudos lo que dice el Inventario, es decir, que el de la izquierda tiene que ver con la casa Valdeosera y que el de la derecha tiene muchas armas. Como tengo el escudo de Valdeosera recién fotografiado en su casa matriz del Camero Viejo y veo que tiene dos torres y no tres, parece que es el de la derecha el que tendría que ver con él, pero yo no voy a discutir de heráldica con los expertos, que no tengo ni idea. Dejo aquí sus fotografías por si la casa pudiera volver por sus fueros y a otra cosa.



El mejor valor urbano de esta casa está en que el pequeño quiebro de la calle San Roque la convierte en un excelente fondo de escena:


Dejo también esta foto para mostrar la resistencia de la fachada durante los últimos cuarenta años sin ningún  tipo de protección a la lluvia y nieve.


Para quien se pueda animar a rehacerla dejamos dicho que son nueve metros de longitud de fachada pero con una gran parcela detrás.