jueves, 26 de marzo de 2015

(313) BADARÁN II. Calle Nueva 1



En la misma carretera y un poco más hacia Nájera que el palacio de los García Escudero, es curioso observar que esta casa tiene similar disposición en esquina, huecos ordenados, escudo a la carretera y acceso a la calle que baja al río Cárdenas, en este caso, la llamada Calle Nueva. La repetición del mismo patrón puede ser por la similar forma de adaptación a la inclinación al terreno dejando una planta baja prácticamente en semisótano u, obviamente, por imitación. Los del Inventario sólo se fijan y describen el escudo y dicen que es de finales del XVIII.


Nosotros nos fijamos también, ay, en el excesivo raspado que se le ha hecho a la mampostería en la última reforma y en la terraza que se ha construido sobre la cubierta para otear el horizonte o tomar el sol, costumbres en las que no reparaban hace dos siglos.


La puerta, al menos, se mantiene bonita.


Las dimensiones de la planta están en ese punto en que las casas pueden ser consideradas como verdaderamente grandes: 11 metros a la carretera y unos 13 a la calle nueva. La dificultad de iluminar y ventilar la esquina del fondo puede que esté resuelta con una apertura a un patio que en la actualidad es de la casa vecina y medianera por la carretera, que por la unidad de cornisa, fondo y cumbrero, pudiera haber formado parte de la misma casa.




3 comentarios:

  1. Ampliando la foto, se distingue que la cruz que pende del escudo es la de la Orden de Carlos III. En los primeros tiempos de la misma, se requerían pruebas de nobleza, que se conservan archivadas en el AHN. En el índice sólo aparece una persona natural de Badarán: José Ruiz de Gopegui y González “Vocal que fue de la Junta de Burgos”, “Abogado de los Reales Consejos, natural y vecino de esta villa (Badarán) y prebendado de la Iglesia Metropolitana de Burgos”.
    Las pruebas se hicieron en 1817, por lo que parece, si acertamos con la persona, que el escudo se haría a partir de esta fecha.
    Un saludo,

    Erasmo Robles.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, sr. Robles por este y por el comentario de la anterior casa que, aunque se ha olvidado de firmar, supongo también suyo. Abusando de su amabilidad me gustaría que me resolviera un par de dudas: ¿cuándo exactamente se aprueba la abolición de la baja nobleza? ¿afecta ello al derecho o costumbre de significar las casas con escudos? Mil gracias.

    ResponderEliminar
  3. Sí, era mío el anterior comentario y se me pasó firmar.

    La abolición de la distinción de estados arranca de las Cortes de Cádiz (1811) cuando se establece la tributación general igualitaria de todos los españoles, afectando al carácter primordial de la hidalguía, que era la exención de algunos de ellos. Las legislaciones posteriores, según la situación política, irían desarrollando estas directrices o bloqueándolas.

    Hay quien opina que la hidalguía, grado básico de la nobleza, nunca se abolió formalmente, pero de hecho desapareció en esos primeros años del siglo XIX, al no haber mitades, hidalgos y no hidalgos, en el gobierno de los ayuntamientos, no exigirse pruebas de nobleza para la Armada o Ejército, etc.

    Sí tuvo que tener influencia en la disminución de significar las casas con escudos, pero creo que por moda o por no parecer anticuado más que por otra cosa. Creo que en Castilla no ha habido legislación restrictiva respecto al uso de escudos, que en su origen no han sido privativos de la nobleza. En Navarra, sí: hay multitud de pleitos por haber colocado un escudo en la fachada de una casa sin haber acreditado la nobleza.

    Un saludo,
    Erasmo Robles.

    ResponderEliminar